Psicólogos en Vic y en Granollers

Durante mucho tiempo, quizás demasiado, se consideraba que no estar sano era no encontrarse bien físicamente. Hoy en día esto se ha visto contradicho e incluso muchas investigaciones constatan que psicosomatitzem, o sea nuestras emociones, nuestra salud mental traspasa lo físico y la afecta. Antes, y aún ahora, muchas personas han acudido al médico de cabecera en busca de una pastilla milagrosa que les ayude a solucionar su problema el que puede no tener una naturaleza fisiológica.

Así han quedado aparcadas nuestras emociones y nuestros sufrimientos más íntimos y en los peores de los casos también han quedado aparcadas y estigmatizadas muchas personas que sufren o han sufrido alguna afección mental. Por un lado las personas que lo han sufrido han visto incomprendidas por una parte por las personas que las rodeaban y, por otro, se han sentido estigmatizadas y sin resolver su foco de conflicto ni su sintomatología. Por lo tanto durante mucho tiempo las personas que visitaban un psicólogo eran tachadas de personas débiles y el sufrimiento se soportaba de una manera silenciosa y lesiva.

Por suerte actualmente está cada vez más aceptado por todos que cualquiera de nosotros puede estar pasando por un mal momento o puede tener algún tipo de situación funcional en la vida, de crisis que nos supere y que no podemos resolver por nosotros mismos. Problemas con la pareja, en el trabajo, con la familia … Todos tenemos el derecho, el deber y la necesidad de llevar una vida plena, satisfactoria y sana y un terapeuta es un buen recurso para conseguirlo.

Los psicólogos estamos para ayudar a resolver los problemas relativos al comportamiento del ser humano y yo soy Elisabeth Rusiñol, psicóloga, psicoterapeuta y coach en Vic y Granollers.